domingo, 1 de mayo de 2011

Aquí se viene a estudiar...

Carta Abierta al Secretario General
de La Universidad Nacional de La Matanza
Sr. José Paquéz

Los sucesos del 28 de abril pasado son una muestra fehaciente del régimen de cosas a la cual somos sometidos los estudiantes de la Universidad Nacional de La Matanza. Ciertamente oír argumentaciones tan falaces provenientes de una elevada autoridad de la Universidad como el Sr. José Paquéz (pues tras lo ocurrido inclusive el titulo académico que ostenta queda en entredicho), secretario general de la misma, proferidas con una arrogancia propia de estupidos que no tienen conciencia de su propia estupidez, no solo son causa para el estupor, sino especialmente para la vergüenza. ¿Cómo es posible que sujetos tan limitados lleguen hasta un lugar como ese dentro de una Institución cuyo lema es “el camino a la excelencia”?, ¿o cual es la excelencia que se busca realmente, la de la mediocridad o la de los negociados rentables?.

“Aquí se viene a estudiar” – decía con firmeza el Sr. Paquéz-. ¿Pero que es estudiar para Usted, Sr. Secretario?, ¿repetir una y otra vez aquello que los docentes dan por bueno y justo?, ¿desea convertirnos en otros tantos perros de Pavlov?. ¿O será que estudiar es otra cosa?, ¡pensar acaso! Pero por favor, no se aterre ante esa palabra, que es la que mejor caracteriza al ser humano, o por lo menos a la mayoría que se precia de dicha condición. Si a la Universidad se va a estudiar, por favor empiece por usted mismo Sr. Secretario, que haberlo escuchado durante apenas un rato ya me dio la pauta de que Usted utiliza mocasines porque es incapaz de atarse los cordones de los zapatos.

La Política, Sr. Paquéz, es el instrumento por el cual se resuelven los conflictos en Democracia. ¿Conoce lo que significa la palabra Democracia Sr. Paquez?, y es mas, ¿conoce lo que implica?, pues que nadie puede erigirse en supremo censor de los demás, porque todos poseemos los mismos derechos y las mismas obligaciones, entre tantas cosas. ¡Y también que personas como Usted no son jueces que decidan sobre aquello en los que los estudiantes debamos creer! Sin Política lo que existe es Policía, si tomamos a Jacques Ranciére, entonces si no hay espacio para la política en el ámbito universitario, lo que Usted busca es que sea la Policía la que recorra los pasillos de nuestra Casa de Estudios.

Sr. Secretario, si lo que Usted anhela es crear una generación de profesionales cuyo único fin existencial sea poder mudarse a un Country e ir de vacaciones a Europa, puede hacerlo tranquilamente, buscando inversores y haciendo su propia Universidad; no usurpando una Universidad Nacional, cuyo fin no es otro que forjar ciudadanos y ciudadanas que sirvan a su Comunidad y que por esa vía contribuyan al engrandecimiento de nuestra Argentina. ¡La Universidad solo es propiedad del Pueblo y de sus hijos, jamás de los caprichos de algún infatuado!

Puede prohibir lo que se le antoje, Sr. Secretario, así brinda mas muestras de su naturaleza al resto del universo que gira en torno suyo, ¡y nada mas en torno suyo! Prohíbanos pensar. Seguiremos pensando. Prohíbanos hacer política. Seguiremos haciendo política. Prohíbase ser un estupido pusilánime. ¡Y seguirá siendo un estupido, aunque tal vez aun mas pusilánime! ¿Sabia Usted que hace casi 600 años el Rector de la Universidad de Praga fue quemado en la hoguera por pensar distinto?, y hoy en día todos recordamos a Jan Hus, ¿pero quien se acuerda de su verdugo? Piense en ello, si es que queda alguna fibra pensante en su ser, porque allí se encuentra la clave de su futuro.

Sr. Paquéz, los regimenes de oprobio caen mas rápido de lo que sus camarillas dirigentes crean. Y cuando el suyo caiga, el estruendo de esa caída dará cuenta de la entidad de todas las infamias cometidas por su sórdida mediocridad.

Y los estudiantes borraremos, con sumo placer, su nombre de la historia de nuestra Universidad como si nunca la hubiera manchado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada